SP-BERNER acomete la homologación de las mascarillas faciales que proyecta empezar a producir en su planta de Aldaya

N° 1.100 - 4 de mayo de 2020

Lunes, 27 de abril de 2020 | SP-BERNER, empresa valenciana dedicada en la fabricación de plásticos para el hogar y pionera en el reciclado de diversos plásticos post industriales, fabricará más de 50.000 mascarillas al mes y donará el primer lote para colaborar en la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.
 
SP-BERNER, líder nacional en la conversión de plásticos, ha organizado un  grupo interno de trabajo formado por más de 50 profesionales de todas las áreas de la compañía (innovación, ingeniería, diseño, I+D, matricería moldes, automatización, materiales, packaging y producción) para diseñar y fabricar a finales de abril los moldes que permitirán producir cerca de 50.000 mascarillas mensuales.
 
La empresa fabricará dos tipos de mascarillas, una desechable para sanitarios atendiendo a la normativa del sector, y un segundo modelo 100% reciclable, lavable, esterilizable y reutilizable a base de filtros intercambiables, alargando su vida útil y garantizando la protección de la persona.
 
Para este desarrollo, SP-BERNER ha contado con la colaboración de centros tecnológicos, como el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), que ha cedido el diseño anatómico en el que se basa la ergonomía facial de la mascarilla. También el centro tecnológico ITENE, la Conselleria de Sanidad y el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández, han contribuido en este proyecto para colaborar en la batalla contra el COVID-19.
 
Al respecto, Jorge Escarpa, Director General de Negocio de SP-BERNER, asegura que en la lucha contra el coronavirus “sobran palabras y faltan hechos. Debemos luchar unidos contra la pandemia”. Y añade: “Es en estos momentos difíciles cuando sale lo mejor que llevamos dentro, tanto de las personas, como de las organizaciones”.
 
El primer lote de mascarillas será donado a las autoridades competentes. Posteriormente se distribuirán en toda España y, una vez cubierta la demanda interna, se hará extensiva la producción al resto de Europa y también al resto del mundo.
 
Fundada hace más de 55 años por Julián Escarpa Ochoa SP-BERNER no ha dejado de crecer, pasando de ser una empresa familiar, a contar con una plantilla de 1.100 trabajadores. Desde el inicio de la crisis sanitaria Covid-19, el objetivo más importante de la compañía ha sido garantizar la protección de todos los trabajadores, adoptando las medidas necesarias al ser considerada como industria esencial al dedicarse a la fabricación y distribución de productos considerados necesarios para el desarrollo de los sectores esenciales.
 
Especializada en la fabricación de plásticos industriales y para el hogar, SP-BERNER se ha convertido en una de las infraestructuras más grandes del sector de inyección de plásticos en España.
 
El grupo acumula una superficie productiva de unos 400.000 m2, distribuidos en 5 plantas: SP-BERNER PLASTIC GROUP (sede central) y BERNER en Aldaya (Valencia), SPALEX en Chiva (Valencia) y SUZHOU (China.
 
SP-BERNER invierte 20 millones de € al año en I+D, lo que le aporta una seña de identidad única en Europa, y transforma más de 50.000 Tms./año por inyección, termoconformado y extrusión. Además, recicla más de 30.000 Tms./año de plástico. El objetivo es aumentar el reciclado a 40.000 Tms./año en 2021, y antes de 2025 reciclar más plástico del que transforma.
 
Desde 2012 SP-BERNER dio un salto hacia el reciclado. Si bien en un principio la compañía dio el paso empujada por su interés en allanar los costes del material virgen, “siete años después llevamos invertidos 21 millones de € en la red de reciclado de la compañía. Nos dimos cuenta de que es el futuro”, afirma Jorge Escarpa.
 
SP-BERNER ha invertido un total de casi 100 millones de € en los últimos años, que han estado orientados no solo a la generación de marcas propias y al crecimiento internacional, sino también a la protección del medio ambiente y la sostenibilidad, convirtiéndose este en uno de sus puntos fuertes. En este sentido, la principal inversión fue destinada a nuevas plantas y procesos de reciclaje, implementando tecnología puntera en su planta de 27.000 m2 en Aldaya.
 
SP-BERNER es una compañía transformadora de plástico que utiliza el material reciclado post-industrial obtenido en sus propias plantas de reciclaje. Si bien para este año la compañía tiene previsto que un 40% del plástico que transforma lleve material reciclado, el objetivo para 2021 es elevar este porcentaje al 50% y en 2025 el desafío “que nos hemos autoimpuesto es transformar más material reciclado que virgen”, añade Escarpa.
 
SP-BERNER, que no ha dejado de crecer a nivel nacional, alcanzado unas ventas anuales de 159 millones de euros, también ha apostado por tener una importante presencia fuera de España. “Aunque es complicado muchas veces conseguir que te hagan un espacio en los lineales”, apuntan desde la compañía, “tenemos capacidad para apoyar esa estrategia internacional”. Además, “Nuestra mayor baza es la capacidad productiva que tenemos, la calidad y la capacidad de innovación, que nos permite sacar nuevos productos cada día”.
 
Si bien, hasta el momento SP-BERNER viene exportando el 30% de su producción,  tiene previsto consolidar su presencia internacional. Hasta ahora los principales mercados exteriores de la compañía son los cercanos; Portugal, Francia, Reino Unido, donde exporta un gran volumen de producción, pero tiene planes de expansión en Alemania y Austria, así como en el continente americano.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.