Polémica en EE.UU. por un documento que urge a eliminar de los envases varios productos plásticos por considerarlos problemáticos e innecesarios

PLASTURGIA SOSTENIBLE, 02-03-22

PLASTURGIA SOSTENIBLE, 02-03-22 | El Pacto de los Plásticos impulsado en EE.UU. ha publicado una lista de “materiales problemáticos e innecesarios” que identifica hasta 11 productos que “deberían eliminarse en los próximos años” en los envases plásticos, debido a que no son reutilizables, reciclables o compostables a una escala que permita mantenerlos en un ciclo cerrado para 2025. Había mucha expectación en el sector plástico estadounidense por conocer los materiales y artículos que serían incluidos en este listado y su publicación definitiva ha provocado todo tipo de opiniones y comentarios.
 
El Pacto de los Plásticos es una iniciativa que, impulsada por instituciones como The Recycling Partnership o el Fondo Mundial para la Naturaleza, pretende “aglutinar a diversas partes público-privadas con intereses en toda la cadena de valor de los plásticos para repensar la manera en la que se diseñan, utilizan y reutilizan los plásticos; creando un camino a seguir para lograr una economía circular del plástico”. Los firmantes de esta iniciativa son importantes actores del sector como AMCOR, HENKEL, COCA-COLA, NESTLÉ, UNILEVER o MONDELEZ, entre otros.
 
La hoja de ruta hacia 2025 definida en esta iniciativa preveía “definir una lista de materiales y artículos problemáticos o innecesarios” en 2021. El pasado 25 de enero, se hizo pública la relación de productos incluidos:
 
  • Cubiertos, agitadores y pajitas de plástico cuando no sean reutilizables, reciclables o compostables según los requisitos que establece el pacto y se proporcionen como un elemento auxiliar del contenedor principal. Por ejemplo, los cubiertos de plástico incluidos en una ensalada preparada o las pajitas y agitadores que se incluyen en algunas bebidas se considerarían problemáticos. Si se venden como un producto independiente, no lo serían.
  • Perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS) añadidos intencionadamente durante la fabricación del producto plástico.
  • Pigmentos como el negro carbón, no detectables por los sistemas de reciclaje.
  • PET opaco o pigmentado, cualquier color que no sea azul o verde transparente.
  • Aditivos oxodegradables y oxobiodegradables.
  • PETG (polietileno tereftalato glicol en envases rígidos).
  • Etiquetas problemáticas donde se incluyen adhesivos, tintas y materiales como PETG, PVC, PLA o papel; evitando formatos, materiales y características que hagan que un envase sea no reciclable según la Guía APR Design.
  • PS (poliestireno), incluido el EPS (poliestireno expandido).
  • PVC (cloruro de polivinilo), incluido el PVDC (cloruro de polivinilideno).
 
 
La lista se aplica exclusivamente a los envases de plástico y no incluye los plásticos médicos utilizados en entornos clínicos, hospitalarios o laboratorios de investigación. Para la Asociación de la Industria Plástica de EE.UU., la lista “carece de un enfoque científico, basado en datos transparentes y de terceros” y “está fundamentada en la ideología y en asunciones predeterminadas y erróneas”. Una opinión que comparte también el Consejo de Química Estadounidense (ACC). “La lista de materiales plásticos que sugieren eliminar para 2025 solo obstaculizará la aceleración de una economía circular, retrasará el progreso hacia un futuro con menos carbono y reducirá nuestra capacidad de utilizar mayores cantidades de material reciclado en los envases de plástico”, ha manifestado el vicepresidente de Plásticos en ACC, Joshua Baca.
 
El presidente de la Asociación de la Industria Plástica estadounidense, Tony Radoszewski ha subrayado el papel que desempeña el plástico al ser “la opción más económica tanto para el productor como para el consumidor, así como la opción más ecológica” y “prohibir productos puede fomentar el uso de alternativas que tienen un impacto mucho mayor en el medio ambiente. Es mucho más fácil hacer listas que vivir con las consecuencias no deseadas de eliminar ciertos tipos de productos”.
 
Desde la Asociación de Recicladores Plásticos (APR) del país norteamericano han señalado que esta lista “es el resultado de más de 18 meses de discusiones, investigaciones y debates entre más de 100 empresas y organizaciones”. Steve Alexander, presidente y director ejecutivo de APR cree que “en realidad, no hay sorpresas en esta lista. La industria sabe cuáles son los problemas, ya que tenemos que enfrentarnos a ellos todos los días. Esta lista tiene el potencial de limpiar el flujo de material, reducir la contaminación y aumentar la producción de material reciclado. Más importante aún, dará como resultado una mayor inversión en soluciones tecnológicas, lo que llevará a que, con suerte, algunos de estos materiales se eliminen de la lista”. Alexander subrayó la importancia que tiene que se haya respaldado la guía de diseño de los recicladores ya que se trata de un “componente crítico del proceso”. “La circularidad no se logrará sin abordar el diseño como primer paso. Si las empresas no siguen los criterios de la guía de diseño y fabrican sus productos para que sean reciclables, estarán contaminando los flujos de reciclaje”.
 
Entidades como el Centro Ecológico de Berkeley (California) han mostrado su acuerdo con la lista, aunque echan en falta la inclusión de envases de películas multicapa. “Es una de las grandes preocupaciones y aún no se aborda”. Desde el Pacto de los Plásticos han informado que “se está investigando si los materiales flexibles multicapa, entre otros materiales, pueden abordarse a través del diseño”. Martin Bourque, director ejecutivo del Centro Ecológico ha enfatizado también la importancia de “eliminar el PVC y el PS en los envases” ya que “contaminan el flujo de PET en los programas municipales de recolección, sus volúmenes de recolección son relativamente bajos y hay una falta de mercados finales”. “Nos gustaría ver a los fabricantes de envases alejarse de esos materiales”, ha dicho Bourque.
 
El Pacto de los Plásticos ha defendido la credibilidad de la lista, destacando que es fruto de extensos debates entre representantes de una amplia variedad de empresas, organizaciones sin ánimo de lucro y entidades gubernamentales que “analizaron datos, legislación y regulaciones disponibles públicamente”. También han recordado que esta lista “no es una prohibición” y que “la participación en el Pacto es voluntaria”. Aun así, sí es probable que el documento servirá para orientar la toma de decisiones y adopción de legislaciones en el país.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.