Nace la alianza para reciclaje de pequeños plásticos

Martes, 29 de noviembre de 2022

Martes, 29 de noviembre de 2022 | La Alianza para el Reciclaje de los Pequeños Plásticos (ARPP) promoverá soluciones de separación y reciclaje fomentando la implicación de los consumidores en el cuidado del medio ambiente para avanzar hacia una verdadera Economía Circular. Fundada por NESTLÉ y con la participación de importantes miembros de la cadena de valor de los plásticos, la ARPP impulsará acciones dirigidas a potenciar una mejora efectiva del modelo actual acorde con los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU.
 
Muchos de los envases plásticos de pequeño tamaño, o los elementos que incluyen como las tapas, tapones y cierres, no pueden ser reciclados al no ser posible su separación en las plantas de selección de envases a las que llegan desde los contenedores amarillos, originando que terminen en vertederos. La misión de la ARPP consistirá en asegurar la circularidad de estos envases y productos plásticos, aportando soluciones innovadoras para su correcta separación y reciclaje, independientemente de su tamaño. También se pondrán en marcha acciones dirigidas a motivar al consumidor y facilitar el reciclaje de estos materiales, promoviendo su aceptación en el contenedor amarillo.
 
La ARPP quiere demostrar la viabilidad de la separación y el reciclaje de los plásticos de pequeño tamaño colaborando con instituciones públicas, organizaciones y empresas. Desde la nueva entidad se desarrollarán soluciones que permitan separar, clasificar y reciclar los pequeños residuos plásticos en las plantas de selección de envases. También se fomentará la colaboración de la ciudadanía en el reciclaje de los pequeños plásticos a través de campañas de comunicación, difusión y educación. Todo ello, con el objetivo de asegurar el reciclaje y la circularidad real del material plástico de pequeño tamaño.
 
La organización invita a todos los municipios interesados a que participen en la iniciativa a través de este formulario de contacto disponible en su página web. Mediante la colaboración con la ARPP, estos ayuntamientos podrán reducir la tasa de material calificado como impropio y rechazo, que es derivado a los vertederos. También se contribuirá a aumentar el porcentaje de plástico reciclado y la modernización y mejora continua de las plantas de selección de envase. “Queremos aportar valor en la interlocución con instituciones y con otros actores de la cadena de valor del plástico de pequeño tamaño, demostrando con nuestras actuaciones el compromiso que mantenemos con el reciclaje y la sostenibilidad”, explica la ARP, donde, además de NESTLÉ, se integran actores de la cadena de valor de los plásticos como LACTALIS, UNILEVER, UCC, PLASTICS EUROPE, ANAIP, AEFY o PICVISA.
 
Por ahora, NESTLÉ ha anunciado que se ha alcanzado un acuerdo con el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat Valenciana a través del cual desarrollarán soluciones para los objetivos propuestos en materia de separación, clasificación y reciclaje de plásticos pequeños. El acuerdo consistirá en la instalación de un robot con inteligencia artificial en la línea de material fino de la planta de envases ligeros de VAERSA en Picassent (Valencia). Se proponen capturar y extraer del flujo de residuos aquellos materiales plásticos de pequeño tamaño que puedan ser aprovechados para su posterior reciclado.
 
La dificultad para reciclar los plásticos de pequeño supone todo un desafío para cumplir los objetivos de la Economía Circular. Es un punto fundamental que se contempla también en las directrices de todas las guías sobre ecodiseño, junto con la utilización de soluciones monomaterial. Según la Fundación Ellen MacArthur, los objetos de plástico de tamaño pequeño suponen el 10% del mercado por peso y entre el 35-50% por número. Tienden a perderse durante el tratamiento de los residuos y carecen de valor económico para los recicladores. Entre estos productos, se encuentran tapones, pajitas, envoltorios de caramelos o dulces, envases pequeños, precintos y etiquetas, etc.
 
En las instalaciones de clasificación automatizadas se eliminan durante las primeras etapas del proceso los artículos de pequeño tamaño para quitar la suciedad y otros objetos que dificulten el posterior reciclaje. Un sistema de mallas deshace aquellos objetos cuyo tamaño oscila entre los 4-8 cms., que son después enviados a incinerar o al vertedero. La solución podría ser una clasificación manual, pero resulta económicamente inviable por la baja proporción de material recuperado y el tiempo que lleva seleccionarlo.
 
La Fundación Ellen MacArthur cree que sin mejoras en el sistema el 30% de los envases de plástico nunca llegarán a ser reciclados o reutilizados. “Por su propio diseño, están destinados a acabar en un vertedero o a la recuperación energética”, señala la Fundación. La directora de Cafés de NESTLÉ España y portavoz de la ARPP, Silvia Escudé, ha destacado que con el lanzamiento de esta nueva alianza “queremos demostrar la viabilidad de reciclar los envases de plásticos de pequeñas dimensiones, como pueden ser las cápsulas de café, los tapones o las tapas, en las plantas de tratamiento, con el objetivo de recuperar aquellos que en la actualidad se están perdiendo en el actual sistema. Para ello, aseguraremos su circularidad con soluciones innovadoras que permitan su correcta separación y reciclaje independientemente de su tamaño”.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.