Los precios de los termoplásticos de gran consumo podrían tocar fondo en mayo

N° 1.102 - 18 de mayo de 2020

Viernes, 15 de mayo de 2020 | Los precios de los termoplásticos más consumidos han variado mínimamente en la tercera semana de mayo, respecto a la precedente, dando muestras de estar finalizando los abaratamientos iniciados en marzo. Incluso de algunos materiales han comenzado a sonar tambores de encarecimiento en junio.
 
En la primera quincena de mayo las tarifas de los polímeros de gran consumo han bajado desde los 5-10 €/Tm. del poliestireno o polietileno de baja densidad, hasta los 60 €/Tm. del polipropileno, respecto a finales de abril. En general, son bajadas que, como las del mes pasado, distan mucho de las que han registrado los contratos europeos de las materias primas (ver noticia).
 
En general, se espera que los termoplásticos más consumidos se vuelvan a abaratar la mitad que sus materias primas y sólo algo más algunos grados más corrientes. De algunos materiales, como las de polietileno de baja densidad y de poliestireno, las bajadas de tarifas están siendo mínimas y predominantemente se aplican las mismas que en abril.
 
Exceptuando los de poliestireno, que difícilmente bajarán más de 5-10 €/Tm., los transformadores confían en acabar consiguiendo este mes reducciones de al menos 35 €/Tm. de los precios de los termoplásticos más consumidos.
 
La demanda de productos para los sectores esenciales, como alimentación e higiene, puede considerarse normal, tras haber crecido fuertemente al principio del confinamiento. Por su parte, la demanda de artículos de consumo duradero empieza a encaminarse lentamente hacia la normalidad.
 
Aunque ha habido algún problema puntual logístico, los suministros son satisfactorios.
 
Se espera que el precio del polietileno acabe descendiendo en mayo entre 35-50 €/Tm., por término medio. No obstante, hay posturas muy diversas. En el caso del polietileno de baja densidad sólo se han concedido reducciones de 10 €/Tm. en la primera mitad de este mes y en bastantes casos, ni eso. En cambio, los demás tipos de polietileno podrían abaratarse entre 40-50 €/Tm.
 
El precio del polipropileno está más presionado a la baja que el del polietileno, debido a que depende más de la demanda en automoción, bienes de consumo duraderos o piezas industriales, donde el coronavirus ha reducido la actividad. Los tipos de polipropileno destinados a film puede que se abaraten 50-60 €/Tm., pero los precios de los empleados en inyección podrían llegar a reducirse tanto como los del propileno, o sea 80 €/Tm.
 
En el mercado de poliestireno se ha consolidado un descenso medio de 10 €/Tm. en las tarifas, en un contexto en el que la alta demanda en sectores concretos ha causado ciertos problemas de disponibilidad de material, aunque por el momento no supone una situación alarmante para los compradores.
 
Finalmente, los fabricantes de PVC no han logrado ganar márgenes en este mes de mayo, y han tenido que aplicar un descenso en los precios de la resina de 50 €/Tm., acorde a la disminución de los costes.
 
La demanda de PET está siendo mayor de la esperada al comienzo de la crisis del coronavirus, pero ello no ha impedido una nueva rebaja de unos 40 €/Tm. del precio de la resina en mayo. El abaratamiento tiene que ver con los bajos precios de las materias primas que han venido a dar un respiro a la industria de PET. La oferta es bastante justa y podría mejorar si las importaciones vuelven a fluir.
••••
Aunque la nueva bajada del contrato europeo de etileno en mayo en 100 €/Tm. hizo pensar a más de un comprador de polietileno de baja densidad que volverían a bajar los precios, el hecho es que una demanda activa y una oferta justa están ayudando a los vendedores a mantener sus precios. El consumo en aplicaciones relacionadas con la alimentación y la salud no ha descendido desde que se iniciara el estado de alarma. Si bien en algunos casos se han producido ligeras bajadas de las tarifas, entre 10 y 15 €/Tm., en otros se han intentado aplicar ligeras subida que no siempre se han llegado a materializar. En el 80% de las compraventas se ha producido “rollover” con respecto al mes de abril. Con el paso a la fase 1 de la desescalada en 11 comunidades autónomas, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se espera que la demanda se mantenga a buen ritmo en lo que resta del mes de mayo, debido a la apertura de los establecimientos del canal HORECA. Esta es una de las razones por las que algunos transformadores están duplicando el volumen de sus compras y llenando, en la medida en que pueden, sus almacenes. “En abril no compramos material, pues teníamos suficiente polietileno ya que bastantes de nuestros clientes paralizaron y congelaron pedidos y ahora, en mayo, hemos comprado polietileno de baja densidad y otros termoplásticos a un menor precio que en marzo. Además, el 30% de nuestros clientes son del canal HORECA y esperamos que a partir de ahora nos empiecen a llegar pedidos”, afirma uno de los transformadores que ha sido consultado por P&C. El precio medio del polietileno de baja densidad ha oscilado en la semana laboral del 11 al 15 de mayo entre 880 y 920 €/Tm., aunque también se han registrado ofertas por encima de dicha horquilla, a 930 €/Tm. y también por debajo, a entre 845 y 870 €/Tm., dependiendo del origen, grado, aplicación y volumen de ventas.
••••
En la semana laboral del 11 al 15 de mayo, los proveedores de polietileno de baja densidad lineal han mantenido sus precios, pese a la bajada del coste del etileno. En otras circunstancias, los transformadores, por una parte, presionarían a sus proveedores para que bajaran sus tarifas por el menor precio del monómero, y los productores y distribuidores, por otra, intentarían aumentar sus precios ante una demanda realmente buena y una oferta ajustada. No obstante, en la mayor parte de los casos, los transformadores reconocen que los precios están por los suelos y es difícil que se pudieran materializar sus pretensiones de bajarlos aún más. Los vendedores, por su parte, tampoco consideran, que sea un buen momento para aplicar subidas de tarifas. Aquellos, los menos, que lo han intentado, apenas han sido capaces de materializarlas. Los precios del polietileno lineal buteno han basculado entre los 845 y los 910 €/Tm., aunque también se han registrado algunas ofertas por debajo de dicha horquilla. En el caso de las de polietileno lineal hexeno las tarifas han oscilado ligeramente por encima, entre 870 y los 930 €/Tm., si bien se ha podido saber que se está ofreciendo este material por encima y por debajo de estos precios. El octeno por su parte se ha ofrecido en un amplio abanico tarifas, que han oscilado entre los 1.040 y 1.110 €/Tm., aunque también ha habido ofertas más caras. La cotización del polietileno lineal metaloceno ha oscilado entre los 880 y 960 €/Tm., pero también ha habido ofertas por menos, a 875 €/Tm., y también alguna más cara, dependiendo del origen, grado, volumen de ventas y aplicaciones.
••••
Los precios del polietileno de alta densidad han bajado de manera dispar en la primera mitad de mayo. Mientras que el material para soplado se ha abaratado. 15 €/Tm., los tipos para film e inyección lo han hecho 35 €/Tm., respecto a finales de abril. Las tarifas de los grados para inyección más corrientes incluso han bajado más que las de otros tipos con mayores prestaciones. Un distribuidor pronostica que los precios se mantendrán estables en la segunda quincena de mayo y descarta que este mes bajen más de 50 €/Tm. respecto a abril. La oferta de material importado ha menguado, al parecer porque la demanda en China se está reanimado. Aunque ha habido ofertas puntuales a partir de 835-840 €/Tm., la cotización de referencia del polietileno de alta densidad para film era de 890 €/Tm. el pasado día 15, unos 35 €/Tm. más baja que una semana antes. El producto para soplado apenas se ha abaratado 5-10 €/Tm., debido a la alta demanda para fabricar botellas, y aunque hubo alguna oportunidad a 845-850 €/Tm., su precio medio era de 900 €/Tm. a mitad de mes. La tarifa del polietileno de alta densidad para inyección es la que más se ha erosionado, llegando a ser la de tipos más corrientes hasta 40-50 €/Tm. más baja que a últimos de abril y venderse por poco más de 800 €/Tm. No obstante, el polímero para inyección se vendía a unos 860 €/Tm. el día 15.
••••
Los precios del polipropileno han descendido 50-60 €/Tm. en la primera mitad de mayo. Los copolímeros que proporcionan mayores prestaciones se han abaratado 10 €/Tm. menos que otros grados más corrientes. En el conjunto del mes se espera que la tarifa del polímero para film descienda 55 €/Tm., mientras que las del resto de tipos podrían llegar a bajar 80 €/Tm. Un distribuidor ha aplicado ya estas reducciones de precios, estimando que variarán poco en la segunda quincena de mayo. La oferta se ha reducido, pero el comportamiento de la demanda varía mucho de la destinada a envases, que puede considerarse normal, a la de mercados no esenciales, que es muy baja. Aunque hubo alguna oportunidad a partir de 830-835 €/Tm., el precio medio del polipropileno homopolímero para inyección se situaba en 885 €/Tm. el pasado día 15, mientras que el copolímero bloque se ofrecía a 935-945 €/Tm., por término medio.
••••
La principal novedad del mercado de poliestireno en la segunda semana completa de mayo ha venido dada por los incipientes problemas de disponibilidad por parte de algunos suministradores. El fortalecimiento del consumo por parte de empresas fabricantes de envases alimentarios y farmacéuticos, ha provocado que varios proveedores decidan no atender más pedidos hasta junio. Sin embargo, hay que señalar que la demanda de poliestireno en otros sectores continúa siendo mínima, y en estos casos no existen dificultades de abastecimiento. Las importaciones de producto, por su parte, siguen siendo testimoniales en plena pandemia. En este contexto, los pronósticos para el próximo mes apuntan a un cambio de tendencia en las tarifas, siendo cada vez más probable ver un encarecimiento después de muchos meses de descensos, especialmente si se tiene en cuenta el rebote experimentado por el precio del petróleo y la nafta. Mientras tanto, a lo largo del mes de mayo la tarifa de poliestireno ha registrado una caída media de 10 €/Tm., similar a los 13 €/Tm. que bajó la tarifa del monómero, aunque ha habido petroquímicas que han logrado aplicar rollover. “Sí que se ha observado alguna operación pactada al mismo precio que el mes anterior, pero han sido excepciones, la mayoría ha aplicado una rebaja de 10 €/Tm.”, subraya una fuente consultada. Por tanto, la cotización del grado de uso general se sitúa sobre los 870-920 €/Tm., siendo la del tipo de alto impacto de 960-1.010 €/Tm. mediado el mes de mayo.
••••
Los transformadores de PVC no han tenido que esperar ni siquiera hasta la segunda quincena de mayo para ver cómo sus vendedores han trasladado por completo el abaratamiento experimentado por el etileno, lo cual se traduce, en el caso de la resina, en un descenso del precio de 50 €/Tm. Ello quiere decir que, por primera vez en varios meses, las petroquímicas no han logrado ampliar sus márgenes de beneficio, pese a las pretensiones primigenias. “Han presionado hasta que hemos aplicado la rebaja de 50 €/Tm.”, indica un proveedor nacional. “Sí que ha habido quien ha colocado su producto por sólo 45 €/Tm. menos que en abril, pero no ha sido lo habitual”, agrega un analista al respecto. La cotización de la resina oscila, de esta manera, en el baremo de los 660-710 €/Tm. a día 15 de mayo. Una demanda renqueante ha sacudido cualquier argumento de los fabricantes por sacar beneficios. No obstante, los actores del mercado remarcan una ligera recuperación de la actividad, que se supone que irá incrementándose a corto plazo. La disponibilidad, por su parte, es total. “Material hay todo el que quieras”, sentencia una fuente del sector. Las empresas del mercado se mantienen atentas a la evolución de los precios de las materias primas. A las subidas del valor del petróleo y la nafta, se suma la de la sosa cáustica, fundamental para la producción de PVC, debido a una mayor limitación en la fabricación de este componente.
••••
Los precios del PET han permanecido invariables en la tercera semana de mayo y es poco probable que cambien en la segunda quincena, después de la reducción de 30-40 €/Tm. ocurrida en el primer tercio del mes. La demanda de resina para botellas de higiene y de agua se mantiene alta y así se espera que siga mientras persista el coronavirus, pero el consumo de refrescos es muy bajo, posiblemente debido al cierre de la restauración. Un transformador ha recibido ofertas para importar PET de Asia un precio equivalente puesta la mercancía en España de 720 €/Tm. El precio es algo superior al nivel medio actual, que se sitúa en torno a 705 €/Tm., aunque hay ofertas por menos de 700 €/Tm.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.