La baja demanda y la competencia externa no impiden la estabilidad del precio de la lámina de PVC

N° 839 - 22 de septiembre de 2014

Los diferentes factores que influyen en el mercado de la lámina de PVC, no han provocado un cambio en las diferentes tarifas del material semielaborado, y todo apunta a que la estabilidad continuará manteniéndose durante el resto del año, según han comentado distintos expertos consultados por ‘P y C’.
 
La atonía que ha dominado este mercado en los últimos meses, ha hecho que los precios no hayan variado. Así, la cotización media de la lámina monocapa transparente de PVC oscilaba entre 1,70-1,80 €/Kg., dependiendo del volumen del pedido y del proveedor.
 
No obstante, se pueden encontrar precios muy dispares, debido a las numerosas ofertas que llegan de toda Europa, y también de Asia. Así, el responsable de compras de una compañía que compra a un productor de Polonia, obtiene material por 1,67 €/Kg. Por contra, otra empresa que compra la lámina para fabricar blíster y para termoconformar, lo adquiere por 1,97 €/Kg.
 
En lo referente a otros tipos de lámina de PVC, la tarifa del semielaborado de color blanco, destinada a fabricar blíster y envases de alimentación (mantequillas…) se sigue cotizando a 1,75-1,80 €/Kg., mientras que el precio de la lámina metalizada (color oro), para blíster, varía entre 1,90-2 €/Kg. La lámina multicapa transparente de PVC-PE se cotiza a 1,80-1,85 €/Kg., en tanto que la lámina multicapa transparente de PVC-EVO-PE se vende a 1,90-1,95 €/Kg. Estos dos últimos materiales se utilizan en el envasado alimentario.
 
Para los próximos meses, todos los directivos consultados esperan absoluta estabilidad, aunque esta previsión podría romperse debido, sobre todo, al comportamiento de la demanda. “Las compras tienden a la baja, cada vez se utiliza más la lámina de PET, que se puede comprar por 1,45 €/Kg.”, asegura un productor. “La demanda está cayendo, y si sigue así el precio tendrá que bajar”, añaden desde una de las firmas compradoras.
 
La impresión general es que septiembre, mes en el que todos esperaban un gran salto en la actividad, ha sido un poco decepcionante, y al mercado le está costando arrancar.
 
En cuanto a la oferta, viene marcada por la competencia de fuera de Europa, aunque de momento no está afectando en demasía. “Tenemos constancia de estas importaciones, pero hasta ahora estamos aguantando el tirón”, afirma uno de los vendedores. “Nos gustaría comprar fuera, pero necesitaríamos más capacidad de almacenamiento”, explica una de las fuentes con las que esta revista ha podido conversar.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.