Jueves, 22 febrero 2024

Logo Plásticos y Caucho

Se pondrá en funcionamiento un kilómetro de tubería en tres puntos de la red de gas de Clermont Auvergne Métropole (Francia).

CONSTRUCCIÓN Y EDIFICACIÓN

"Innovación revolucionaria"

El primer gasoducto del mundo de HDPE bio-basado ya está instalado en Francia

Jorge Rodríguez

30 de enero de 2024

El “primer gasoducto totalmente sostenible del mundo” se ha instalado en Francia utilizando el polietileno de alta densidad de origen biológico que produce INEOS. El operador francés de la red de servicios de gas, GRDF, lo ha montado en la zona de Clermont Auvergne Métropole, en la ciudad de Clermont-Ferrand. Se pondrá en funcionamiento un kilómetro de tubería en tres puntos de la red de gas de esta región francesa.

El HDPE bio-basado tiene las mismas características técnicas que los polímeros convencionales

La tubería está hecha de polietileno de alta densidad de origen biológico certificado suministrado por INEOS Olefins & Polymers Europe. Se elabora a partir de residuos del procesamiento de la madera de la industria papelera, que se transforman en tall oil, una bionafta. El tall oil se convierte en bioetileno en INEOS Colonia y se transporta a la planta de polímeros de INEOS en Lillo, Bélgica, donde se utiliza para fabricar polietileno de alta densidad de base biológica. El resultado es un polímero con una huella de carbono significativamente menor que los polímeros convencionales de origen fósil y, debido a esto, ha sido reconocido por la Certificación Internacional de Sostenibilidad y Carbono (o ISCC), una organización independiente. 

ISCC ha certificado que la producción de las tuberías colocadas por GRDF cumplió con los estándares ISCC Plus al reemplazar el uso de materias primas derivadas de combustibles fósiles por materias primas de origen biológico para producir el nuevo material.

El HDPE se obtiene a partir de residuos del procesamiento de la madera de la industria papelera, que se transforman en tall oil, una bionafta.

El polímero bio-basado tiene las mismas características técnicas que los polímeros convencionales, lo que permite a GRDF cumplir con los más altos estándares de seguridad y al mismo tiempo reducir el impacto ambiental de las redes que opera. También crea el potencial para que la innovación se repita en otros gasoductos e instalaciones de agua.

Para INEOS, la instalación de este gasoducto supone un hito en los desafíos que ha tenido que ir superando la producción de este material bio-basado. Por un lado, debe garantizarse la disponibilidad y calidad de la materia prima, el tall oil, que depende de la actividad de la industria papelera y de las condiciones climáticas y forestales. 

Cumple con los estándares ISCC Plus al reemplazar las materias primas derivadas de combustibles fósiles por otras de origen biológico

Además, la certificación ISCC Plus garantiza la trazabilidad y certificación de la materia prima y del polímero final. La compañía ha tenido que adaptar los procesos de producción y transporte del etileno y del HDPE para incorporar la bio-nafta y el bio-etileno, sin comprometer la eficiencia, la seguridad y la calidad del producto. Por último, la confianza que GFD ha depositado en este material para instalar el gasoducto supone un paso más para terminar de convencer a los clientes y consumidores finales de las ventajas ambientales y sociales de utilizar HDPE bio-basado en lugar de HDPE convencional, y de la necesidad de reciclar el plástico al final de su vida útil.

El nuevo gasoducto crea el potencial para que la innovación se repita en instalaciones de agua.

Rob Ingram, director Ejecutivo de INEOS Olefins & Polymers North ha manifestado sus “felicitaciones a GRDF por esta primicia mundial. En INEOS, estamos muy orgullosos de participar en esta innovación revolucionaria. Además del trabajo que estamos haciendo para reducir las emisiones y los residuos plásticos en la industria de las poliolefinas, es otro ejemplo de nuestro compromiso de trabajar con socios para desarrollar soluciones eficientes y con menores emisiones para el transporte de importantes servicios públicos y mercancías por las ciudades de Europa”.

Alexandre Pierru, director de Proyectos de Innovación de GRDF ha destacado que “GRDF ha demostrado que es posible distribuir biometano, un gas de origen biológico, con tuberías de polietileno certificado de origen biológico. Ha sido gracias a nuestra colaboración con socios como INEOS, que mostraron una fuerte voluntad de encontrar soluciones para descarbonizar la materia prima de nuestras tuberías”.