Economía circular y reciclaje de residuos plásticos en tiempos del COVID-19

PLASTURGIA SOSTENIBLE, 27-04-20

PLASTURGIA SOSTENIBLE, 27-04-20 | La pandemia COVID-19 ha puesto al mundo entero ante una encrucijada respecto a su futuro como entidad globalizada y pone sobre la mesa preguntas fundamentales sobre los actuales métodos y procesos de producción, modelos económicos, relaciones comerciales y, de fondo, el propio destino de una sociedad global claramente interrelacionada que habita un planeta con recursos finitos.
 
Bajo este nuevo panorama, resulta interesante echar la vista hacia el Plan de Acción de la UE para la Economía Circular, iniciativa que lanzó el Parlamento Europeo hacia finales de 2015 en la que establecieron 54 medidas para “cerrar el círculo” del ciclo de vida de los productos, desde la producción y el consumo, hasta la gestión de residuos y el mercado de materias primas secundarias, con la finalidad de ejercer acciones concretas, amplias y ambiciosas que tendrían una evaluación justo en este año 2020.
 
Dicho Plan se inserta, a su vez, en la Agenda de Desarrollo Sostenible para 2030 de las Naciones Unidas y la Alianza G-7, en la cual España tiene su participación como miembro de la UE. A este respecto, es importante señalar que, según los datos publicados por la Comisión Europea en marzo de 2019, para lograr el objetivo y acelerar la transición hacia una economía circular, se ha ejercido un presupuesto de más de 10.000 millones de euros para el periodo 2016-2020 repartidos de la siguiente manera:
 
  • 1.400 millones de euros a través del programa Horizonte 2020 en áreas como industrias de procesos sostenibles, gestión de residuos, sistemas de fabricación de circuito cerrado o bioeconomía circular. De este presupuesto, se han destinado 350 millones de euros para plásticos circulares.
  •  
  • Al menos 7.100 millones de la Política de Cohesión, de los cuales 1.800 millones ha sido para la adopción de tecnologías ecoinnovadoras entre las PYME y 5.300 millones para apoyar la implementación de la legislación de residuos de la UE.
  •  
  • 2.100 millones de euros en financiamientos a través del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas e Innovfin.
  •  
  • Al menos 100 millones de euros invertidos a través del programa LIFE en más de 80 proyectos que contribuyen a generar una economía circular.
  •  
De esta manera, lo interesante para la industria del plástico (área prioritaria dentro del Plan), recae en lo referente al reciclaje que, según el objetivo de la Alianza Circular sobre los Plásticos anunciada en septiembre de 2019, se busca consolidar la estrategia que permita la participación y colaboración de múltiples partes interesadas a lo largo de la cadena de valor en la industria del plástico para asegurar que 10 millones de toneladas de plásticos reciclados lleguen a nuevos productos para 2025.
 
Para tener un panorama actual, se sabe que en la UE todavía no se ha aprovechado gran parte del potencial de reciclaje de plásticos, sobre todo en comparación con otros materiales como el papel, el vidrio o los metales. En Europa se recogen cada año más de 27 millones de toneladas de residuos plásticos, de los que menos de un tercio se destina a plantas de reciclaje. Como consecuencia, en 2016 se vendieron en Europa menos de 4 millones de toneladas de plástico reciclado, lo que apenas representó un 8 % del mercado europeo del plástico. Así, al respaldar el objetivo europeo de vender en la UE 10 millones de toneladas de plásticos reciclados de aquí a 2025, la Alianza Circular sobre los Plásticos se ha comprometido a dar al mercado europeo de los plásticos reciclados un impulso superior al 150%
 
Así, en la declaración firmada por pequeñas, medianas y grandes empresas, asociaciones empresariales, organismos de normalización e investigación, así como autoridades locales y nacionales (entre las que se encuentra España), se ha respaldado el objetivo de los 10 millones de toneladas y se pide un cambio hacia una presencia cero de residuos plásticos en la naturaleza y cero vertidos, al tiempo de establecer las siguientes acciones concretas para alcanzar el objetivo:
 
  • Mejorar el diseño de los productos de plástico para hacerlos más reciclables e integrar más plásticos reciclados;
  •  
  • Identificar el potencial sin explotar para recoger más residuos plásticos, clasificarlos y reciclarlos en toda la UE, así como las deficiencias en materia de inversión;
  •  
  • Elaborar una agenda de investigación y desarrollo para plásticos circulares;
  •  
  • Establecer un sistema de seguimiento transparente y fiable para rastrear todos los flujos de residuos plásticos en la UE.
  •  
Algunas medidas a establecer para lograr tales fines, y que por ahora están ya en la fase final del procedimiento legislativo, son:
 
  • Prohibición de productos de un solo uso hechos de plástico y plástico oxodegradable.
  •  
  • Medidas para reducir el consumo de envases de alimentos y vasos de bebidas, además del marcado y etiquetado específico de ciertos productos
  •  
  • Incorporar el 30% de plástico reciclado en botellas de bebidas a partir de 2030 y el 25% para botellas de PET a partir de 2025, así como la recolección separada del 90% de botellas de plástico en 2029 y la introducción de requisitos de diseño para conectar las tapas a las botellas.
  •  
  • Esquemas de EPR que cubran el costo de la limpieza de la basura, aplicados a productos como filtros de tabaco y artículos de pesca.
  •  
  • Medidas dirigidas a reducir la basura plástica de los barcos, como el establecimiento de una tarifa fija por los desechos de los barcos.
  •  
  • La obligación de notificar la pérdida de equipo de pesca y la obligación de marcar y controlar artículos para la pesca recreativa.
  •  
Bajo este contexto, el vicepresidente primero Frans Timmermans, responsable del desarrollo sostenible, ha declarado lo siguiente: “Veo con agrado que la industria se compromete a replantear la forma en que producimos y utilizamos los plásticos. Al reciclar el plástico de forma eficiente, estaremos limpiando el planeta y, al mismo tiempo, lucharemos contra el cambio climático al sustituir los combustibles fósiles por residuos plásticos”. Por su parte, la comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, ha dicho: “Tenemos la oportunidad de hacer que nuestra industria se convierta en el líder mundial en el sector del plástico reciclado. Debemos aprovecharla al máximo para proteger el medio ambiente, crear nuevos puestos de trabajo en este sector y mantener nuestra competitividad”.
 
En el caso particular de España, alinearse al Plan de Acción parece prometedor pues, además del irrefutable beneficio en términos medioambientales, la evolución hacia una economía circular significa la oportunidad más trascendental de este siglo para mejorar el uso y aprovechamiento de los recursos, así como para aportar valor añadido a los negocios sin comprometer la sustentabilidad ambiental, la lucha contra el cambio climático y el bienestar socieconómico para las generaciones presentes y futuras. Se trata, sin duda, de un importante cambio de paradigma económico que impactará radicalmente en los patrones de producción y consumo actuales pero, al mismo tiempo, abrirá el camino hacia el crecimiento y la generación de empleos, por mencionar sólo dos de los beneficios a mediano y largo plazo. Para darnos una idea, según las estimaciones de la Comisión Europea, si se aplica toda la normativa vigente en materia de residuos se crearían más de 400.000 empleos, de los cuales 52.000 se localizarían en España.
 
En cifras generales, España se coloca como un miembro de la UE con pasos firmes y positivos hacia la consolidación de la economía circular. Por ejemplo, según datos de la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico (ANARPLA) y CICLOPLAST, en 2018 se recicló el 48% de los envases plásticos domésticos, es decir, un 9,6% más que el año anterior, lo cual coloca a España sólo por debajo de Alemania en este renglón, y se acerca bastante al objetivo del 50% en 2025 que se ha fijado en el Plan de Acción de la UE. Bajo esta línea, el informe de ANARPLA-CICLOPLAST señala que durante 2018 cada ciudadano español recicló en promedio unos 12,3 kilos de envases plásticos, lo que significa un kilo más en comparación a 2017 y 10 veces más que en el año 2000.
 
A este respecto, el informe citado afirma que prácticamente todas las comunidades autónomas han aumentado su porcentaje de reciclado por habitante, y seis de ellas se encuentran por encima de la media española, a saber: Comunidad Valenciana (14,9 kilogramo/habitante), País Vasco (14,6 kg/hab), Canarias (13,5 kg/hab), Andalucía y Cataluña (13,5 kg/hab, respectivamente) y Castilla-La Mancha (12kg/hab). Por su parte, durante 2017 se registró el reciclaje 1.006.760 millones de toneladas de plástico que se distribuyó entre las 127 empresas recicladoras, de las cuales 16 de ellas captaron y comercializaron el 46,7% , 39 más se distribuyeron el 37,7% y, finalmente por capacidades de procesamiento, 72 empresas se repartieron el 15,6% restante.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.