CAIBA produce al 100% de sus posibilidades y crece un 20% en el primer trimestre del año

N° 1.102 - 18 de mayo de 2020

Miércoles, 13 de mayo de 2020 | CAIBA, el segundo mayor fabricante de envases plásticos y preformas de PET en España, está produciendo al 100% de sus posibilidades, tanto en sus 3 plantas propias (Jaen, Valencia y Toledo), como en las 14 plantas inhouse que tiene repartidas en territorio español.
 
En el caso de la fabricación de envases plásticos de 300 a 500 ml. y con cuello estándar 28/410 destinados a jaboneras y geles hidroalcohólicos, CAIBA se vió desbordada en semanas pasadas, ya que “hubo una sobredemanda espectacular provocada por la crisis del coronavirus que duplicó nuestra capacidad de producción, por lo que realizamos todo el esfuerzo posible para servir a nuestros clientes lo más rápido que pudimos”, según ha manifestado Jorge Baños, director de exportación de la compañía, a P&C. Actualmente la producción ha retomado los niveles habituales antes del estado de alarma declarado en el país, ha añadido el directivo.
 
CAIBA ha aumentado un 20% sus ventas en el primer trimestre de este año, con respecto al mismo periodo de 2019. Los mercados con mayor crecimiento de demanda han sido los de aceite de oliva, cuyos envases han pasado de suponer un 25, a un 33% del total de la producción de la empresa, higiene personal y productos de limpieza que aumentaron de un 16, al 23%, mientras que otros como el del agua mineral o refrescos han presentado una evolución más plana, ha precisado Jorge Baños.
 
El directivo de CAIBA ha afirmado que no han apreciado variaciones significativas de costos, ni dificultades de abastecimiento de materias primas.
 
La empresa, que en enero pasado compró la fabricante de envases de polietileno PRAMIX ubicada en Las Ventas de Retamosa (Toledo), sumó con ello más de 14 líneas de extrusión-soplado a su músculo productivo de 1.000 millones de preformas y 600 millones de envases plásticos al año. “Afortunadamente, no estamos en la situación de otras empresas de sectores distintos al nuestro que han tenido que parar su actividad y aplicar ERTE’s a su personal, o reducir las jornadas de trabajo a la mitad; por el contrario, nosotros nos mantenemos a tope”, ha comentado el director de exportación de la compañía.
 
CAIBA ha mostrado un crecimiento sostenido en ventas desde 2016 hasta el año pasado, cuando facturó 89,1 millones de euros (de los cuales 9,1 millones procedieron de exportaciones) e invirtió en bienes de equipo -CAPEX- unos 7,2 millones de euros. Ahora, con la adquisición de PRAMIX que durante 2019 facturó 6 millones de euros (un 10% más que en 2018), el objetivo fijado por la empresa para este 2020 es llegar a los 100 millones de euros en ventas, lo que supondría un aumento cercano al 5%. Respecto a futuros planes de inversión, Jorge Baños ha copmentado a P&C que “hoy tenemos varios proyectos de los que informaremos cuando cristalicen”.
 
La visión de Jorge Baños respecto al futuro es optimista para el sector en que se desenvuelve CAIBA, y afirma: “El boom que se ha vivido por ahora a causa del coronavirus en el sector de higiene personal y artículos sanitarios pasará, pero no se irá del todo, ya que las personas seguiremos preocupadas por hábitos más constantes como lavarse las manos, lo cual tirará de la demanda de envases hacia adelante. Además, cuando el turismo, restaurantes y hoteles se reestablezcan, también contribuirán a la recuperación económica y reactivación del sector”.
 
Actualmente CAIBA, ya con la integración de PRAMIX, mantiene unas instalaciones que superan los 45.000 metros cuadradados y cuenta con una de las fábricas más modernas en Europa (la de Valencia). Su plantilla está integrada por 250 trabajadores y posee una cartera de 800 clientes de los cuales, por estrategia comercial, ninguno le representa más del 5% de la facturación total, lo cual obliga a trabajar con volúmenes más pequeños y tecnologías distintas.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.