Algunos países están suspendiendo sus programas de depósito, devolución y retorno de envases ante la crisis del coronavirus

PLASTURGIA SOSTENIBLE, 28-04-20

PLASTURGIA SOSTENIBLE, 28-04-20 Los sistemas de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR) parecen estar viéndose afectados por la crisis provocada por el coronavirus. Algunos países han tomado la decisión de suspender este método de recuperación de residuos postconsumo debido a las dificultades que plantea en el marco de la actual situación. En España, sin embargo, los sistemas de recogida a través de contenedores no han sufrido los efectos de la crisis sanitaria, sino que incluso se han experimentado algunos incrementos en el volumen de envases recogidos.
 
Ocho estados de EE.UU. han suspendido la aplicación obligatoria de estos programas de devolución y retorno de envases, dejando a elección de los comercios minoristas la aceptación de los residuos. Además de los recelos de algunos comerciantes a la hora de aceptar envases postconsumo que pudieran estar contaminados con el SARS-Cov-2, la operatividad de los centros de recolección se ha visto también afectada, por lo que las autoridades han decidido que sean los propios minoristas los que decidan si aceptan o no estos envases. Connecticut, Iowa, Maine, Massachusetts, Michigan, Nueva York, Oregón y Vermont han puesto en marcha esta medida durante el mes de abril, advirtiendo de que puede ampliarse a mayo.
 
En Escocia, la fecha de implementación del SDDR se ha retrasado más de un año y medio. Debía comenzar este mes, pero las autoridades han decidido posponerlo hasta julio de 2022. El Gobierno del país cree que la infraestructura necesaria para poner en marcha este esquema no está garantizada en el actual contexto y considera que, de esta forma, “las empresas tendrán más tiempo para preparar sus instalaciones, disponiendo de una mayor flexibilidad en los plazos mientras el país se prepara para combatir a la COVID-19”.
 
En Alemania, donde el SDDR convive desde hace varios años con la recogida selectiva a través de contenedores, se han registrado problemas como consecuencia del cierre o las limitaciones en el servicio de los centros municipales de reciclaje, donde los residentes locales pueden entregar ciertos materiales de desecho. Además, según han informado varios medios de comunicación alemanes, muchos ciudadanos están acumulando botellas vacías en sus casas en lugar de entregarlas en los comercios. Esto está provocando un serio problema tanto a embotelladores como a comercializadores de bebidas que necesitan esos envases para continuar con su producción. La cadena minorista EDEKA y la firma de bebidas HOFFMAN han llamado seriamente la atención sobre este problema, advirtiendo de que “acumular botellas en casa provoca que los estantes del supermercado se queden sin ellas”. El problema afecta sobre todo a las botellas de agua. Los clientes llegan ahora a recibir hasta 50 céntimos de euro por cada caja de botellas vacías que entregan a los comercios.
 
Fuentes del mercado en España han subrayado que la razón por la que nuestro país no ha registrado descensos en el volumen de envases recogidos tiene que ver con el hecho de no haber implantado el SDDR. “En países que utilizan estos sistemas, como Alemania, sí puede estar habiendo alguna incidencia”, pero no es una situación que sea “representativa de Europa”.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.