Jueves, 22 febrero 2024

Logo Plásticos y Caucho

El material está compuesto por una estructura de tres capas (tríplex), todas ellas de polietileno.

ENVASES Y EMBALAJES

Tres capas de PE

SAICA FLEX lanza una nueva estructura monomaterial metalizada de alta barrera con aplicación en varios mercados

Jorge Rodríguez

7 de febrero de 2024

SAICA Flex, la división del GRUPO SAICA que produce embalaje flexible, ha desarrollado una nueva estructura mono material metalizada que puede ser utilizada para aplicaciones tanto en el sector alimentario como en otros mercados. El material está compuesto por una estructura de tres capas (tríplex), todas ellas de polietileno.

SAICA se ha comprometido a diseñar opciones reciclables para el 100% de sus envases flexibles en 2025

Según ha explicado la empresa, la estructura aporta altos niveles de barrera ofreciendo una máxima protección del producto. Además, el aspecto metalizado del material dota al envase de un acabado premium. Para la capa intermedia del envase se puede emplear un polietileno metalizado con niveles de barreras medias, cuando el aspecto metalizado es el objetivo, y niveles muy altos de barrera, tanto a la humedad, al oxígeno y a los olores, cuando el producto a envasar requiere un nivel de protección muy alto.

El aspecto metalizado otorga un acabado premium.

SAICA explica que el desarrollo de esta estructura se basa en “un concepto versátil y adaptable a cualquier tipo de circunstancia requerida por el cliente”. Por ello, puede destinarse a cualquier tipo de mercado, ya sea alimentario (“Food”) o no alimentario (“Non Food”). Sus altas barreras al vapor de agua, al oxígeno y a la luz refuerzan la protección del producto interior.

En 2017, SAICA Flex lanzó el primer embalaje flexible de plástico reciclado del mundo para usos no alimentarios ni cosméticos

Además, la compañía asegura que “el comportamiento de esta estructura en máquina es excepcional y alcanza las velocidades máximas de envasado de diseños multimateriales convencionales, lo que no afecta a la impresión, que eleva su calidad al más alto nivel, aportando un aspecto prémium en un envase ligero”.

La estructura puede destinarse a cualquier tipo de mercado, ya sea alimentario o no alimentario.

Tras su amplia trayectoria en el sector del papel y cartón, el GRUPO SAICA entró en el mercado del embalaje flexible en 2015 con la compra al fondo Sherpa Capital del grupo POLIBOL-BOLFOR, que tenía sedes en Zaragoza y Madrid. La compañía aragonesa se ha comprometido a diseñar opciones reciclables para el 100% de sus envases flexibles en 2025.

La estructura aporta altos niveles de barrera frente a la humedad, oxígeno, luz y olores, protegiendo al máximo el producto.

La empresa fue pionera a nivel global al lanzar en 2017 el primer embalaje flexible de plástico reciclado del mundo para usos que no sean alimentarios ni cosméticos. Se trata de las bolsas GreenHeart que pueden utilizarse para detergentes, tierras, fertilizantes o productos químicos, entre otros. El embalaje está compuesto por tres capas. La externa (20% del grosor total del plástico) está fabricada con PET; la central (60%) es la que se realiza con el polietileno de baja densidad reciclado, mientras que la capa interna (20%), se hace con otro material.

En 2021, SAICA Flex presentó una nueva gama de envases flexibles monomaterial diseñados para el reciclaje, que ofrecía por primera vez la posibilidad de utilizar más de un 50% de materiales reciclados en su fabricación para aplicaciones no alimentarias. La bolsa laminada está basada al 100% en polietileno y diseñada para ser reciclada, de acuerdo con las directrices de CEFLEX y PRE.

SAICA asegura que el comportamiento de esta estructura en máquina es “excepcional” y alcanza las velocidades máximas de envasado.

Desde 2020, SAICA NATUR, la división de gestión de residuos y servicios medioambientales, suministra LDPE y LLDPE reciclados a INEOS. La empresa española envía el material a INEOS desde su planta Cylcle Plus, ubicada en El Burgo de Ebro (Zaragoza). Se encarga de recoger, limpiar y clasificar los residuos plásticos y producir la granza que utiliza INEOS para fabricar sus productos. En estas instalaciones, SAICA NATUR cuenta con una capacidad de tratamiento de 33.000 Tms./año.

Con más de 10.000 empleados y con presencia en España, Francia, Italia, Portugal, Reino Unido, Irlanda, Turquía, Luxemburgo, Países Bajos, Estados Unidos y Polonia, el GRUPO SAICA tiene cuatro líneas de negocio: fabricación de papel recuperado para cartón ondulado (SAICA Paper), gestión de residuos y servicios medioambientales (SAICA Natur), producción de envases de cartón ondulado (SAICA Pack) y embalaje flexible (SAICA Flex). La facturación del grupo en 2022 fue de 4.394 millones de euros.