La UE debe invertir 20.000 millones de € para alcanzar el objetivo de reciclaje de plásticos

Lunes, 28 de noviembre de 2022

Lunes, 28 de noviembre de 2022 | Europa debe aumentar sus esfuerzos para conseguir la economía circular de los plásticos o no cumplirá los objetivos que tiene marcados para 2030. Así lo asegura un nuevo informe elaborado por la Fundación Minderoo y la consultora KPMG que cifra en 20.000 millones de euros la inversión que necesita toda la cadena de valor de los plásticos para alcanzar sus objetivos en materia de economía circular.
 
“A pesar de las ambiciones de convertirse en líder mundial en economía circular, la UE tendrá un desempeño menor en el reciclaje de plásticos, donde solo se recicla el 11% de los plásticos posconsumo. Mientras tanto, el reciclaje de plástico ‘a la par’ (producto a producto) se limita al 2-3 por ciento”, señala el nuevo informe. “Los esfuerzos actuales de la industria son lamentablemente insuficientes para crear una economía circular de plásticos, debido principalmente a desafíos estructurales en toda la cadena de valor”.
 
Las poliolefinas representan la mitad de los residuos plásticos y dos tercios de los residuos de envases de plástico en la UE. Se reciclan entre 4 y 7 millones de Tms. de los 20 millones de Tms. de residuos de poliolefina que se generan anualmente en la UE. Aproximadamente, el 60% de los residuos de poliolefinas (12 millones de Tms. anuales) se incineran o se depositan en vertederos. “Europa debe implementar nuevas estrategias y emplear la tecnología más puntera en toda la cadena de valor para la conversión de los residuos en nuevos materiales. Si se mejorara ahora la infraestructura defectuosa, aún podrían cumplirse los objetivos”, dice el documento.
 
Mark Barnaba, presidente de Sea the Future (una iniciativa impulsada por la Fundación Minderoo), explica que “se necesita una infraestructura más inteligente, deben hacerse inversiones e introducirse nuevas políticas que establezcan las condiciones en las que debe actuar toda la cadena de valor”. Además, se insta a “cambiar la forma en la que producimos y usamos plásticos”, con especial atención en la “forma en la que desechamos los plásticos después de su uso”, reduciendo la dependencia del plástico virgen e identificando a los residuos plásticos como un recurso valioso. “Hay que reutilizar y reciclar plásticos a gran escala”, dice Barnaba.
 
El informe identifica lo que denomina como un “aparente desajuste” entre los objetivos de circularidad de la UE y las tasas actuales de reciclaje plástico. Los datos muestran que aproximadamente la mitad de los desechos plásticos generados en Europa no se clasifican para su reciclaje. La mayoría de los desechos plásticos todavía se incineran o se depositan en vertederos. Solo el 11% de todos los residuos plásticos posconsumo se reciclan en nuevos productos.
 
Para que la UE cumpla sus objetivos, el informe urge a “establecer sistemas que permitan recolectar, clasificar y reciclar múltiples tipos de plástico, algo que se considera “esencial”. “Se requiere una amplia capacidad adicional para aumentar el volumen y mejorar la calidad del plástico reciclado. Actualizar todo el sistema de extremo a extremo costará 20.000 millones de euros”. La inversión debería centrarse en mejorar las instalaciones de clasificación (se necesita una capacidad adicional de 2,6 millones de Tms./año), aumentar la capacidad de clasificación de residuos mixtos (se necesita una capacidad adicional de 3,4 millones de Tms./año), aumentar la capacidad de reciclaje mecánico avanzado desde los 0,8 millones de Tms. actuales a 4,2 millones de Tms./año; y agregar 2,6 millones de Tms. de capacidad de reciclaje químico.
 
Por otro lado, cientos de propietarios de marcas internacionales se han comprometido a desarrollar estrategias integrales para reducir su dependencia del plástico virgen y aumentar la proporción de contenido de plástico reciclado en sus productos y empaques. Al comprometerse a pagar una prima por la poliolefina reciclada a corto y medio plazo, los compradores de plástico invierten indirectamente en nueva capacidad de reciclaje y, por lo tanto, ayudan a reducir el desequilibrio de la oferta y reducen los precios a largo plazo.
 
Las políticas nacionales y de la UE deben equilibrar el campo de juego para la clasificación de residuos mixtos. Los esquemas de responsabilidad ampliada del productor deben compensar la clasificación de residuos mixtos de plásticos por defecto, de forma similar a como se hace en Dinamarca o Países Bajos. Se pueden crear directrices a nivel nacional o incluso de la UE para ayudar a los municipios a decidir si la clasificación de residuos mixtos debe ser un complemento o una alternativa a la recogida selectiva. Los esquemas deberían respaldar las inversiones en clasificación de mayor calidad, en lugar de centrarse en los volúmenes de clasificación. Un diseño bien definido para los estándares de reciclaje puede generar más pérdidas en el proceso de clasificación, pero también aumentar la calidad del material reciclado. Los objetivos obligatorios de contenido reciclado para plástico deberían así llegar rápidamente y ser de suficiente magnitud para fortalecer la demanda, especialmente de poliolefinas. Y una demanda fortalecida será un impulsor importante para la inversión en toda la cadena de valor, además de un importante estímulo para las mejoras de calidad.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.