EuRIC y FEAD reclaman un comercio global de residuos más justo y equilibrado

Martes, 3 de enero de 2023

Martes, 3 de enero de 2023 | Los recicladores europeos se han posicionado sobre el informe emitido el pasado 1 de diciembre por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) del Parlamento Europeo en el que se establece el nuevo Reglamento de Traslado de Residuos. EuRIC y FEAD detectan carencias en las normas que afectan a los envíos de desechos plásticos dentro de la UE.
 
“Los procedimientos para la exportación de materiales reciclados todavía clasificados como residuos establecidos en el Reglamento de envío de residuos (WSR) son onerosos, costosos y lentos”, dicen EuRIC y FEAD. Los recicladores europeos están a favor de una “revisión ambiciosa” del Reglamento de Traslado de Residuos que combata de manera efectiva los envíos ilegales, al mismo tiempo que equilibra las reglas del juego con las materias primas vírgenes. Por ello, “es fundamental simplificar los procedimientos para los envíos de residuos dentro de la UE al tiempo que se garantiza el acceso libre, justo y sostenible a los mercados internacionales de materias primas para el reciclaje que se utilizan directamente en los procesos de producción”. Esto es de particular importancia para los metales comunes, el papel o algunos plásticos que han sufrido un proceso de recuperación de materiales y para los cuales no hay suficiente demanda en la UE.
 
EuRIC y FEAD reclaman la necesidad de mejorar el funcionamiento del mercado interior de la UE para el reciclaje. “Si bien la propuesta de la Comisión introduce ciertas mejoras en el marco legislativo actual sobre traslados de residuos dentro de la UE al establecer procedimientos electrónicos y facilitar los envíos rápidos para la recuperación de materiales, lograr una economía circular fuerte requiere algunos cambios adicionales”, dicen ambas entidades. “El papel de las instalaciones con consentimiento previo aún debe fortalecerse mediante el establecimiento de requisitos objetivos y armonizados, incluso para denegaciones y revocaciones” .
 
Los recicladores europeos advierten que “contrariamente a algunas afirmaciones falsas, las restricciones a la exportación dañarán directamente la disponibilidad de materias primas del reciclaje para las industrias europeas de gran consumo de energía. El acceso sin obstáculos a los mercados internacionales es esencial para equilibrar la demanda cíclica y seguir siendo competitivos. Una industria europea sólida de gestión de residuos y reciclaje necesita economías de escala que permitan más inversiones en innovación y mayores capacidades. La ausencia de mercados finales competitivos para RMR afectará negativamente la recolección de residuos, el reciclaje y las inversiones para ampliar las capacidades de reciclaje”.
 
La actividad de reciclaje se paga con las ventas de materias primas provenientes del reciclaje. Una revisión que obstaculice, en lugar de impulsar, el reciclaje en Europa dará lugar a importantes pérdidas de puestos de trabajo en una industria cuya competitividad depende en gran medida de su capacidad para comercializar materias primas procedentes del reciclaje para cubrir los costes de una gestión adecuada de los residuos. “Por ejemplo, más del 50% de la facturación de algunos recicladores depende de las exportaciones fuera de la UE, simplemente porque no hay suficiente demanda en Europa. Como resultado, es posible que varias empresas de reciclaje repartidas por toda la UE tengan que cerrar, lo que provocará pérdidas de puestos de trabajo directas e indirectas, así como el desvío de los residuos del reciclaje a la incineración y los vertederos o vertederos ilegales”, advierten.
 
En cuanto a las exportaciones, el enfoque restrictivo anunciado por la propuesta de la Comisión se ha visto reforzado por el informe. Las restricciones a la exportación de residuos llegan a incluir una prohibición explícita de todas las exportaciones de residuos plásticos a países de la OCDE y no miembros de la OCDE. Para otros flujos de recursos, en particular metales y papel recuperado, el informe no los distingue de los flujos de desechos problemáticos. Sin embargo, EuRIC acoge con satisfacción la distinción hecha entre países de la OCDE y países no pertenecientes a la OCDE.
 
EuRIC también se ha pronunciado sobre el Reglamento propuesto sobre envases y residuos de envases (PPWR). Aunque consideran que el texto establece un marco sólido para impulsar el reciclaje de envases, creen que “la eliminación gradual de los envases no reciclables debe acelerarse drásticamente si la UE quiere estar a la altura de sus ambiciones climáticas y de economía circular”. Los recicladores también “lamentan la falta de ambición en cuanto a los objetivos de reciclabilidad”, argumentando que “el diseño para los criterios de reciclaje, que permite que los envases se reciclen más fácilmente, debe acelerarse para su implementación antes de 2025, no de 2030”. Además, los requisitos para garantizar que los envases se recolecten y clasifiquen de manera efectiva y reciclado a escala debe implementarse para 2030, no para 2035.
 
Si bien los recicladores apoyan con entusiasmo las normas que exigen el uso de materiales reciclados en nuevos envases, notan la necesidad de objetivos más ambiciosos para las botellas de bebidas y los envases sensibles sin contacto, incluidos los envases compostables. La demanda adicional de materiales reciclados impulsada por estos objetivos permitirá a los recicladores reinvertir en innovación y las instalaciones de reciclaje mejoradas necesarias para realizar la economía circular y abordar el cambio climático.
 
Finalmente, si bien los recicladores apoyan objetivos que promuevan la reutilización de envases, es de suma importancia garantizar la coherencia entre los objetivos y brindar la certeza que necesita la cadena de valor para invertir y ampliar las capacidades. Además, se debe hacer una distinción entre aquellos materiales que son altamente reciclables, pero no necesariamente los más aptos para su reutilización, por ejemplo, papel y cartón, y aquellos que son más aptos para su reutilización.
Cesta
No hay noticias añadidas a la cesta.
ENVASES PLÁSTICOS PARA YOGURES Y POSTRES LÁCTEOS
La Guía de Compra de envases plásticos para yogures y postres lácteos identifica a 20 suministradores, si bien sólo los seis principales controlan algo más del 96% de las ventas. Es decir, pese a existir una gran variedad de proveedores para elegir, la mayor parte del mercado está concentrado en un puñado de empresas.
 
La reducción de polímeros empleados y la mejora de la facilidad de uso, están impulsando el uso paulatino de envases flexibles en yogures y postres lácteos, que mayoritariamente siguen siendo rígidos y semirrígidos pelables. Además, en este reportaje se precisan las ventajas y limitaciones de los materiales utilizados y los retos que plantean la sostenibilidad y los hábitos de los consumidores a este tipo de envases.
ENVASES PLÁSTICOS PARA EMBUTIDOS LONCHEADOS
La Guía de Compra de envases plásticos para embutidos loncheados identifica a 33 suministradores, si bien los tres primeros absorben más de la mitad del mercado. Si ampliamos el foco a los diez mayores proveedores, éstos cubren el 90% de las ventas, mientras que otras 23 compañías de envases se reparten el 10% restante.
 
Durabilidad frente a reciclaje
En los envases plásticos de embutidos loncheados, ¿cuáles son los polímeros más utilizados y qué cualidad aporta cada uno? ¿qué tipo de envase y sistemas de envasado hay disponibles? En este reportaje se analizan las soluciones que aporta el plástico a las exigencias de los envasadores de elaborados cárnicos (embutidos) loncheados; sus innovaciones y tendencias.